Canal RSS
Publicado en
HISTORIA DE LA CIUDAD DE DAVID Y DEL BARRIO BOLÍVAR

  • Reseña Histórica de la Ciudad de David

El más reconocido de los historiadores chiricanos, el doctor Alberto Osorio Osorio, afirma que David fue fundado en 1602, por órdenes del gobernador Juan López de Sequeira, quien ejerció el control de Veraguas entre los años de 1602 a 1606 y que el autor material de tal fundación fue su lugarteniente Francisco de Gama, cuñado político de Sequeira.

“David, cuenta con un autor intelectual, Juan López de Sequeira, que la concibe como sitio de paso entre Remedios y Alanje; y un autor físico, Francisco de Gama, hermano político de Doña María de Rabelo, esposa del Gobernador”.

Existen dos versiones sobre el posible origen de esta población. Para Armando Aizpurúa, de la Academia Panameña de la Historia, tal denominación procede del español David Honrado, natural de la tierra de Vasco Núñez de Balboa, Extremadura, quien para evadir la pena de cárcel a la cual fue condenado por una minucia, se embarcó hacia el Nuevo Mundo y llega hasta Santiago de Alanje, donde se dedicó al comercio por trueque, cambiando mercaderías por pescado, animales de caza y oro.

Posteriormente, David Honrado se trasladó a la fértil llanura situada en las cercanías de un afluente del río Madre Vieja, a la cual se denominaba Chiriquita. Allí, continúa diciendo Armando Aizpurúa, residían moradores de Alanje quienes acogieron con beneplácito al popular comerciante español, al grado de denominarle al caserío: el pueblo de David. Años más tarde, específicamente el 19 de marzo de 1602, en una ceremonia oficial y bajo las órdenes del gobernador López de Sequeira, la incipiente ciudad recibió el nombre de San José de David.

Para el doctor Osorio tal versión es improbable, pues sus extensas investigaciones no han podido comprobar la veracidad de esta especie de “leyenda”, que se asemeja mucho a las aventuras del descubridor del Mar del Sur. Además, otros documentos aunque mencionan al pueblo de David no hacen referencia al traficante hispano que, según los relatos orales, fue el motivador de la designación del caserío localizado en las llanuras meridionales de Chiriquí.

Según Osorio, la hipótesis más confiable se relaciona con el origen hebreo del gobernador López de Sequeira, quien posiblemente fue llevado a designar al nuevo poblado en recordación a David, el inolvidable rey judío.  Además, el acto fundacional debió ser ejecutado a mediados del mencionado año por su lugarteniente Francisco de Gama, ya que apenas el 2 de marzo de ese año, en el Cabildo de Remedios, tomó posesión de su cargo como Gobernador y Capitán.

Por otra parte, Ernesto Castillero Reyes, ganador del Concurso Literario del Centenario de Chiriquí, en 1949, asegura que “la erección de la villa, que con el transcurso de los siglos ha llegado a adquirir una máxima preponderancia en el país, fue el sitio de una hacienda llamada San José, donde había una ermita en honor del santo patriarca, a veinte leguas de San Lorenzo”.

Luego de su fundación, David se convirtió progresivamente en un centro de relativa importancia política y económica. Tal situación, motivó la invasión de los indios mosquitos, procedentes de Nicaragua, en 1732. Este grupo, caracterizado por su agresividad y fiereza, se abalanzó contra el pequeño caserío, saqueando sus riquezas y asesinando cruelmente al único misionero franciscano residente en el poblado.

Hasta 1831, David se denominó parroquia, luego se le otorgó el título de villa y se convirtió en la capital del cantón de Alanje.  Al crearse la provincia de Chiriquí, por decreto del 26 de mayo de 1849, David se eligió como la capital. En 1860, con una nueva ley sobre división territorial, David recibió el título de ciudad. En este mismo año, cuando Colombia entró en una guerra civil causada por el general Tomás Cipriano Mosquera, gobernador del estado del Cauca, los chiricanos manifestaron su deseo de mantener al Istmo aislado de los conflictos internos del poder central.

El Acta de David fue redactada el 31 de marzo de 1861, por José De Obaldía y expresa en su parte resolutoria el deseo de los chiricanos para que el Istmo fuera un estado independiente, pero ello habría de esperar cuatro décadas más.

El abandono al cual estaba sometida la provincia por el gobierno colombiano, se refleja en las casi inexistentes vías de comunicación. A fines del siglo XIX, David tenía sólo seis calles: la Calle Real, La del Peligro, La del Fresco, La del Cerro, La del Silencio y un zanjón llamado Doleguita. Existía la Plaza de San José y su iglesia de quincha. Eran pocos los establecimientos comerciales.

En 1890, la instrucción se impartía en cinco escuelas de varones y una para niñas (La Aurora, creada en 1859); otros maestros consagrados, como Ana Balmore y Elisa Chiari, ejercían su profesión de manera privada. Durante la Guerra de los Mil Días, David fue escenario de conflictos armados, al punto que el 3 de abril de 1900 la ciudad fue tomada por las tropas liberales encabezadas por Manuel Quintero Villarreal y Belisario Porras.

Con el nacimiento de la República se inició una nueva etapa para el desenvolvimiento de la vida social, política y económica de David, que continúa siendo la cabecera de la Provincia. En la actualidad, está dividido en diez corregimientos: David, cabecera, Bijagual, Cochea, Chiriquí, Guacá, Las Lomas, Pedregal, San Carlos, San Pablo Nuevo y San Pablo Viejo. Posee 124 lugares poblados, los cuales en su conjunto cubren una superficie de 869.1 kilómetros cuadrados. Unas 124, 280 personas habitan el distrito capital, según Estadística y Censo para el año 2000.

Los cursos de agua más importantes en el distrito son: Cochea, Chiriquí, David, Majagua, Platanal, Papayal y Soles. Sus formaciones montañosas más prominentes son los cerros Bajo, de la Cruz, San Cristóbal, Pico de Loro y la Cordillera de San Carlitos. Existen varios sitios de interés turístico: Puerto Pedregal, que según algunas versiones permitió el surgimiento poblacional de David y su posterior auge comercial. A través de Pedregal se tiene acceso a numerosas y hermosas islas como: Chalapa, Sevilla (con su playa Las Pavas), Mono, Boquita, Parida (con su playa Grande), Santa Catalina, Paridita, Corral de Piedra, Palito de Afuera, Bolaños y Gómez.

El Museo de Historia y de Arte “José De Obaldía”, en el Barrio Bolívar, con sus piezas arqueológicas y antigüedades de la época colonial y de Unión a Colombia, también es un centro de interés para locales y extranjeros. En este mismo barrio, que representa el casco viejo de la ciudad, también se localiza la Torre de la Catedral de San José, que data de 1891 cuando fue construida por el arquitecto italiano José Belli. Dentro de este mismo interés histórico-turístico se encuentra el Museo Etnográfico “Julio Gómez Ruiz”, en San Pablo, con recuerdos de la Guerra de los Mil Días y el combate de San Pablo, a principios del siglo XX.

David también es la sede de varios eventos internacionales, como la Feria de San José, celebrada en marzo de cada año y la Vuelta Ciclista Internacional a Chiriquí (en noviembre). Tradicionalmente, se celebran las Fiestas Patronales el 19 de marzo, día de San José. En noviembre se efectúa el Festival del Tambor Chiricano, en el Barrio Bolívar que tuvo su primera versión en 1985.

  • Historia del  Barrio Bolívar.

El Barrio Bolívar fue fundado en el año 1602; siendo una de las primeras áreas pobladas de la ciudad de David. En los inicios contaba con escasas viviendas que conformaban el poblado.

Por las frecuentes trifulcas que se escenificaban, el Barrio fue denominado como “El Peligro”, término que resalta la alta peligrosidad, a la que se exponían las personas que frecuentaban el área, sobre todo en época de balies y festividades. Su calle principal era avenida 6° que se llamaba “Calle del Fresco”, la cual había sido empedrada con pequeñas piedras provenientes del río David.

La Catedral de San José de David, según investigaciones hechas por C.E. Herrera, existió hasta el año 1837, en que se construyó la iglesia de San José. Su construcción era de “quincha” o sea tierra apisonada con refuerzos de bejuco y madera del país.

La antigua puerta principal de la iglesia decía: “Iglesia de San José” y se llamaba también la puerta del perdón, tres altares tallados en bellísima madera los cuales han sido eliminados. En las paredes se encontraban monumentos, mientras que en el piso se guardaban restos de personas distinguidas.

Se cita la obra de Abel Candanedo M, titulada “Humorismo Criollo” (1980), donde se afirma circulaban algunos coches tirados por caballos, quitrines, victorias y carretas de bueyes. Como no había letrinas de ninguna clase, la gente hacía sus necesidades en alguna mata cercana; el que quería tomar agua buna, tenía que comprarla a un real la lata, que las mujeres traían del chorro, que quedaba atrás de la casa del os Lambert, en avenida central y calle 9°.

No se conocían las estufas, todos cocinaban en fogones de leña. Por eso las carretas llenas de leña, andaban siempre por la ciudad. Esta leña era de mangle rajado, traída de los esteros de Pedregal.

Las construcciones eran de madera de mangle, de níspero o cedro y tejas de barro. Rara vez había una casa de zinc. Las paredes de las casas eran de quincha o de adobe, el alumbrado era por medio de faroles de kerosene, que se encendían a las seis de la tarde y se apagaban a las seis de la mañana.

En la antigüedad, se sabía que los habitantes que vivían en el barrio del Peligro, se les conocía con el nombre de Peligreños; existen dos versiones importantes conocidas por los lugareños, una de ellas señala que existía una calle conocida con ese nombre y que en la actualidad es la avenida 12 este, ya que el suburbio de mayor popularidad y donde se realizaban fiestas que ocasionaban las populares riñas. La otra versión, indudablemente la más importante a nuestro juicio, relata sobre la existencia en el área, del cementerio, la iglesia, y el río que servían de escenario para que se diera origen al nombre con el que se conoció a principio del siglo.

Esto no fue del agrado de sus gentes, pero con el tiempo se le cambiará, pero no se sabe a ciencia cierta si se hizo especialmente, o si simplemente los habitantes por costumbres lo cambiaron.

Es un barrio de arquitectura colonial y una de sus principales atracciones es el Museo de Historia y Arte José de Obaldía, en honor al fundador de la provincia.

Esta casa colonial fue construida en 1880, el mobiliario es original y exhibe en una de sus salas una colección de arte religioso colonial; en otra, una serie de artefactos arqueológicos de las culturas que poblaron estas tierras antes de la llegada de los españoles; también una serie de fotografías de Panamá durante la construcción del canal.

La casa tiene un hermoso jardín en su patio interno y al fondo, el visitante podrá apreciar una cocina tradicional de principio de siglo.

En el barrio Bolívar de la ciudad de David, se encuentra la Iglesia catedral como se le conoce popularmente, a pesar de que se ha reestructurado casi en su totalidad, aún conserva su campanario cuya torre conserva su original estructura de la época en que los españoles llegaron a colonizar esta parte de nuestro país.

El Barrio el Bolívar es sin duda, uno de los lugares de mayor importancia histórica y cultural de la ciudad de David y de la provincia de Chiriquí.

Fue el núcleo principal del cual surgió la ciudad de David, cuyos orígenes datan de la época colonial a fines del siglo XVII.

Según los datos históricos en esta área se ubicaron las instalaciones políticas administrativas y educativas de la época.

La belleza histórica y cultural aún se percibe en el lugar. Las construcciones más antiguas que aún existen datan del siglo XVIII; ese es el caso de la residencia de la familia Gallego, la cual es hoy sede de la Fundación Gallego y del semanario “Culturama”; además la vivienda de los De Obaldía, que fungió por varios años como museo, ya que actualmente por su deterioro permanece cerrado al público y la Torre de la Catedral.

Con un toque de historia y misterio, el Barrio Bolívar representa el casco antiguo de Chiriquí. Con sus caminos  antiguos de piedra, casuchas de bloques de tierra y un ambiente sumamente tranquilo, el barrio tiene sus orígenes desde la fundación de David en 1602 por Juan López Sequeira.

Era conocido como el Barrio El Peligro por las historias contadas que sucedían a sus alrededores como apariciones del Padre sin cabeza, la silampa, el cadejo o el Chivato en altas horas de la noche, por eso lo llamaban de esa forma. Es precisamente en ese lugar donde surgieron las primeras instituciones públicas de la provincia y las viviendas de familias acaudaladas a mitad del siglo XIX.

La Vereda de la Educación Rafael Benítez Palacio, recientemente construida, realza con esplendor el encanto cultural de este pequeño pueblo histórico que se establece cerca del centro de David. La pequeña construcción es una conexión entre la casa de José Domingo de Obaldía (fundador de Chiriquí en 1849 y segundo presidente de la República de Panamá)  antes un museo (ahora está en remodelación) y la  iglesia Catedral San José de David (1892), ambos monumentos históricos. En el centro de su estructura yacen piedras del camino original de hace casi ya dos siglos y dos arcos hechos de piedras enarbolan sus entradas. Jardines, faroles, bancos, empedrados con estilo colonial y reseñas históricas delimitan su diseño.

Por otro lado está La Catedral San José de David que fue originalmente construida en 1837, y la torre es lo único que queda de ella, pero se reconoce como fecha de su bendición  el 7 de diciembre de 1891. La torre fue escenario de la guerra de los Mil días (1899-1902) entre los partidos liberales y conservadores. La torre cuenta con 8 ventanales y un balcón decorado con conchas y en su cúspide se alza una cruz. La iglesia por dentro es un lienzo de imágenes  que representan episodios de la vida de Cristo. Cada domingo sus campanas repican llamando a los moradores para participar en la celebración de la misa.

El cuartel de Policía que se encuentra en frente del parque Plaza Bolívar en honor al libertador Simón Bolívar, construido aproximadamente en 1860. Por dentro el cuartel cuenta con una pequeña habitación que guarda fotografías y algunas armas utilizadas en la guerra de los mil días y la guerra de Coto entre Panamá y Costa Rica (1921). También puedes visitar el Museo La Casona, La Fundación Gallegos, La casa de Culturama, entre otros.

Fue precisamente en el barrio El Peligro, conocido como Barrio Bolívar, el lugar donde se ubicaban las instituciones públicas y las residencias de las familias pudientes en la segunda mitad del siglo XIX.

Durante la Guerra de los Mil Días de 1899 a 1902, la estructura sufrió daños a causa de las balas disparadas durante la refriega entre liberales y conservadores.

Hoy David, capital de la provincia de Chiriquí, es el distrito más importante con mayor crecimiento comercial.

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: